Todo lo que hay que saber sobre los Biergarten en Baviera

Baviera es reconocida mundialmente por varias cosas. La simpatía de los locales, los paisajes impresionantes, los pueblos sacados de cuentos de hadas, ese castillo en el que dicen que se inspiró Walt Disney del que todo el mundo habla, la Oktoberfest…y por supuesto la multitud de Biergartens por toda la región. A los bávaros les encanta pasar tiempo fuera disfrutando del aire fresco con amigos y familiares, y cerveza, lo que explica la inmensa popularidad de los adorados Biergarten. Cosa que no es de extrañar, dado que el clima es más favorable que en otras regiones de Alemania.

En cualquier caso, para aquellos de vosotros que no sepáis qué es un Biergarten, traducido literalmente significa “jardín de la cerveza”, y son jardines adyacentes a restaurantes, donde puedes ir a disfrutar del buen tiempo. Son una mezcla entre parque y terraza de restaurante, y pueden variar en tamaño de unas pocas mesas a miles. Algunos tienen además alguna forma de entretenimiento, y oferta de comida. Algo parecido a los merenderos.

Ahora que ya hemos aclarado esto, dejadme deciros que no todos los Biergartens son iguales lo que puede causar algo de frustración si es la primera vez que visitas uno. Por esa razón, he decidido compartir con vosotros todos los pequeños (y no tan pequeños) detalles sobre los Biergarten en Bavaria que he descubierto durante los últimos 6 años en Alemania. Espero que esta guía os sirva para disfrutar aún más de vuestra próxima visita. Y sin más dilación, empecemos…

Wirtsgarden vs Biergarten, ¿Mande?

Como ya mencioné, no todos los Biergarten son iguales. Algunos son una trampa para turistas, otros son maravillas frecuentadas por locales, y algunos no son siquiera Biergarten aunque lo parezcan. Wirtsgärten son el ejemplo perfecto de sitio que parece un Biergarten pero no lo es.

Algunas de las pistas para saber si acabaste en el “Garten” correcto son:

  • Las mesas no tienen mantel
  • Los caminos son de arena, guijarros o similares
  • Todo es self-service y tú estás a cargo de las bebidas en el bar
  • Hay varios chiringuitos o casetas en las que puedes comprar snacks y comida, o si lo prefieres puedes traer tu propia comida de casa
  • Hay castaños por todos lados

Un dato curioso: los castaños no están ahí solo para dar sombra (que también) sino que tradicionalmente se usaban para mantener frescas las cervezas que estaban almacenadas bajo tierra.

Si, por el contrario, acabas en una terraza con manteles y camareros, lo más probable es que estés en el lugar incorrecto. Lo que no quiere decir que sean mejores o peores, sino que será una experiencia diferente.

Bier, Radler & Weinschorle, ¿Qué va a ser?

En los Biergarten se pueden disfrutar una multitud de bebidas diferentes. Con o sin alcohol, frías o calientes, aunque la reina de la fiesta es, sin lugar a dudas la cerveza. Aparte de cerveza, las otras dos bebidas populares en los Biergarten en Baviera son Radler & Weinschorle

¿Y eso qué es? Una Radler en caso de que aún no sepas qué es, es parecido a una clara con limón. Es una mezcla de “Helles”, la cerveza típica de los Biergarten, y fanta de limón en mayor o menor cantidad. Radler es una de las bebidas favoritas en días de temperaturas extremas por su ligereza y cualidades refrescantes sin ser extremadamente dulce. La Radler no es exclusiva de Baviera y se puede encontrar en otras partes de Alemania, pero asegúrate de usar el nombre correcto o puede que te miren raro. En el norte de Alemania se la conoce como Alsterwasser, y en Württemberg se llama Russ/Russe/Ruß`n.

En cuanto al Weinschorle, es también una mezcla. Parecido al tinto de verano pero con vino blanco y agua con gas (la gaseosa no existe como tal en Alemania, o al menos no la he encontrado nunca).

Y por último, la cerveza. ¿Qué puedo contar sobre la cerveza bávara? Hay una cantidad inmensa de variedades a tu disposición. Aparte de la “Helles” que mencioné antes, puedes disfrutar de una Weißbier, Dunkel, Pils, en botellín, de grifo, la decisión es tuya.

Ahora que ya sabes un poquito más acerca de tus opciones en un Biergarten en Baviera, es hora de pedir. Pero decide antes de acercarte a la barra, porque si tardas mucho es posible que te echen la bronca 😉

Maß vs Halbes

Bueno, si pensabas que las decisiones iban a acabar con elegir qué quieres beber, estás de suerte porque ahora te toca decidir, cuánto quieres beber. Dependiendo de lo que hayas elegido, tendrás varias opciones.

Si Pils es lo tuyo, lo más probable es que te den un botellín y listo. Pero si eliges una cerveza de grifo o una Radler, bueno, déjame decirte que la caña te va a parecer un vaso de chupito cuando vuelvas a casa.

Para el resto de las cervezas alemanas vas a tener que elegir entre un jarra (Maß) o media jarra (Halbes), pero no te dejes engañar que la jarra es de 1 litro y la media…medio litro. ¿1 Litro? ¿½ Litro? Si, eso es lo más pequeño que hay. Así que prepárate a beber. Oh y si crees que pedir la jarra te va a salir más barato, olvídate, porque el medio litro es exactamente la mitad de la jarra de litro, así que lo único que consigues es que la cerveza se te caliente si no bebes lo suficientemente rápido. Alguien me dijo una vez que los bávaros suelen preferir el medio litro, porque es la cantidad perfecta para beber sin que se te quede tibia. Si es cierto o no, no te se decir, pero tiene sentido ¿no?

¿Pfand? ¿Es eso una raza de caballo de pura raza local?

Two metal coun-like chips used in Bavarian Beer Gardens to indicate that someone left a deposit for their glass. The two in the image are from the Chinese Tower Beer Garden in the English Gardens of Munich.

Ya tienes tu cerveza alemana, ¿y ahora qué? Tendrás que pagar ¿no? ¿O estabas pensando en hacer un simpa? Nah, sois todos buena gente 😉 En cualquier caso, en la mayoría de los Biergarten en Baviera se puede pagar con tarjeta, pero por si acaso, mejor llevar algo de suelto ya que puede ser algo complicado encontrar un cajero en ciertas áreas.

El medio litro suele costar entre 3.5 y 5 €, y el litro el doble. Y una vez en la caja, no te alarmes si te cobran entre 2 y 4 € más por cerveza de lo que esperabas, es un depósito que te reembolsan una vez devuelves la jarra y se llama Pfand. Este proceso es bastante común el los mercadillos navideños, para asegurarse de que si alguien se lleva una de las jarras, tengan fondos para reponerlas. Si te cobran Pfand, sueles recibir un token en forma de monedita de plástico o metal, con esto y la jarra puedes recuperar tu depósito al final de tu visita.

Áreas con o sin servicio ¡Camarerxxxx!

Ya va siendo hora de buscar asiento ¿no crees? Como ya mencioné anteriormente, una de las pistas más llamativas de que estás en un Biergarten de verdad es que todo es tipo picnic y tú te encargas de ir a comprar las bebidas y comida en la barra. El motivo de ello es parte de la historia de los Biergarten. En sus orígenes, los Biergarten no eran más que zonas colindantes a las fábricas de cervezas, dónde no solo se producía la cerveza, sino que también se consumía, ya que esta no se conservaba fresca por mucho tiempo y casi nadie tenía la posibilidad de mantenerla fría en sus hogares. Y cómo la gente no tenía la posibilidad de comer en el restaurante, se traían su propia comida. Esto originó los Biergarten donde la cerveza tiene que ser del lugar pero lo que comas es tu decisión.

En cualquier caso, con el tiempo, algunos de los Biergarten más grandes han adoptado un mix, y ahora tienen una parte tradicional, y una con servicio en mesa, para así poder atraer a más gente.

Al final del día, no importa donde prefieras sentarte, solo recuerda, si hay mantel no traigas comida de casa o te mirarán raro.

¿Tienes hambre?

Hablando de comida. Si resulta que te entra hambre y no has traído nada de casa, no te preocupes, otro de los aspectos más destacados de los Biergarten es la posibilidad de degustar algunas de las delicias locales. Cada Biergarten tiene un menú diferente a la disposición del visitante, pero algunos de los platos que no suelen faltar son: medio pollo asado, codillo de cerdo, una variedad de salchichas, patatas en varias formas y consistencias, chucrut, el delicioso brezel con o sin dips, como por ejemplo Obazda, entre otras cosas; mientras que otros Biergarten ofrecen una cocina algo más internacional como: pizzas, ensaladas o pescado en los puestos. Y por supuesto no puede faltar el postre.

En cualquier caso, no te irás con el estómago, o la cartera, vacíos ya que la mayoría de Biergarten (con la excepción de los agujeros negros turísticos mencionados anteriormente) suelen estár a buen precio, eso sí, no esperes comida de cinco estrellas.

¡¡Última Ronda!!

Como todo establecimiento respetable, los Biergarten en Bavaria también tienen la costumbre de indicar la “última ronda” de una forma algo peculiar. No será a medianoche como la Cenicienta pero merece la pena mencionarlo.

¿Y eso por qué? Me alegro de que lo preguntes, la verdad es que merece la pena porque es una experiencia interesante. En la mayoría de los casos, cuando llega el momento de la “última llamada” uno de los empleados del Biergarten, habitualmente ataviados con los trajes tradicionales de la región, sale golpeando un cencerro de tamaño considerable. En locales con algo más de clase, el cencerro será sustituido por una campanilla, pero el proceso es el mismo, cuando más ruido mejor, en caso de que no se oiga en medio de tanto alboroto. En caso de que oigas esto… uno, no, no se han vuelto locos, y dos, no te olvides de ir a pedir una última cerveza u otro brezel para el camino.

Oh, y por cierto, la última ronda en Biergarten no solo ocurre al final del día, sino que pueden decidir cerrar a mitad de tarde si las condiciones meteorológicas son poco agraciadas.

¿Y, hay una temporada concreta?

2 glasses of Lowenbräu Radler and Helles on a wooden table at a Beer Garden in Bavaria

Otro tema que tiene que ver con el clima, es la temporada del Biergarten. Para empezar, no hay un calendario específico que indique cuándo van a abrir los Biergarten en Baviera. Pero, si se puede estimar, que según los termómetros empiezan a indicar temperaturas agradables de forma consecutiva, los Biergarten empezarán a abrir sus parasoles.

Y una vez han abierto sus puertas, la mayoría estarán abiertos ininterrumpidamente (con excepciones tormentosas, claro está) hasta que las temperaturas empiecen a bajar de nuevo. Cuando esto ocurra, la temporada del Biergarten habrá concluido y dará paso a la temporada del Glühwein, pero eso lo dejo para otro día.

Dicho esto, los Biergarten en Baviera son el lugar en el que la gente va a pasar el rato, a charlar y disfrutar del buen (y el mal) tiempo. Es un lugar en el que extraños se hacen inseparables, así que que no te extrañe si de repente gente a la que no conoces se sientan en tu mesa y entablan conversación de la nada, son muy sureños en ese sentido. Esto hace del Biergaten el lugar por excelencia para conocer gente si eres nuevo o estás de paso y te apetece disfrutar de compañía.

Además de eso, muchos Biergarten organizan eventos de forma regular. Ya sean conciertos, ferias de artesanía, etc. Si encuentras un Biergarten en tu zona, échale un vistazo a su web porque es probable que tengan un calendario de eventos.

Espero que esta mini guía acerca de los Biergarten bávaros te sea de utilidad y que disfrutes de tu próxima visita a Baviera. Oh, y si andas buscando Biergarten alternativos en Munich para tu próximo viaje, estate atento a este espacio.

No Comments

    Let's have a chat!

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.