Circuitos por Escocia: qué ver en Glasgow en dos días

Que ver en Glasgow en dos dias | Wanderwings

Glasgow ha tenido una reputación bastante mala durante bastante tiempo, pero en las últimas décadas, la ciudad escocesa ha vuelto a florecer como el proverbial fénix. Y, aunque Edimburgo (y Harry Potter) todavía se lleva la mayor parte del crédito por el turismo urbano en Escocia, Glasgow ha adquirido una nueva reputación propia. ¿Te has enterado que fue votada como la ciudad más amigable del Reino Unido (y quizás del mundo)?

En cualquier caso, además de ser la ciudad más amigable del Reino Unido, Glasgow también es el destino perfecto para una escapada corta (¡o muchas!). Tiene siglos de historia, una arquitectura impresionante y una escena musical difícil de superar. Glasgow tiene mucho que ofrecer. Tanto que no solo te mantendrá entretenido durante tu visita, sino que también te dejará con ganas de volver a por más.

¿Y eso por qué?, te preguntarás. Bueno, sigue leyendo para averiguar qué es lo que hace que merezca la pena visitar esta ciudad escocesa, además de inspirarte y descubrir qué ver en Glasgow en dos días y cómo aprovechar al máximo tu breve escapada al sur de Escocia.

Cómo llegar a Glasgow

Glasgow está convenientemente conectada tanto dentro del Reino Unido como con la mayoría de las principales ciudades europeas. Ya sea por aire, tierra o mar. Puedes encontrar vuelos a precios razonables al Aeropuerto Internacional de Glasgow desde casi cualquier lugar de Europa. O tomar el ferry desde Irlanda. Y, por supuesto, también está el tren o el autobús desde cualquiera de las grandes ciudades en Reino Unido. Eso significa que no importa dónde estés, no hay excusa para no organizar un fin de semana en Glasgow.

Si vas a volar al Aeropuerto Internacional de Glasgow, tendrás dos opciones para llegar a la ciudad desde allí. El autobús express del aeropuerto (Glasgow Airport Express), que te lleva directamente al centro de la ciudad en unos 20 minutos. (Billete sencillo: 8 libras, ida y vuelta: 12 libras y niños: 4 libras). O el autobús urbano número 77 si eres un poco más aventurero. Nr. 77 tarda aproximadamente 1 hora de principio a fin, pero te permite bajarte en otros puntos de la ciudad. Este autobús es especialmente útil si te alojas en el barrio del West End de la ciudad, o si quieres ir a tomar un delicioso desayuno escocés (Full Scottish Breakfast – £8.50) en Celino’s en el barrio de Partick, ¡lo cual te recomiendo!

How to make the most of 48 Hours in Glasgow | Full Scottish breakfast at Celino's Partick via wanderwings.com

Dónde alojarse en Glasgow

Una vez reservado el medio para llegar a Glasgow, es hora de decidir dónde alojarse durante la visita. Hay muchas opciones a la hora de encontrar el alojamiento adecuado para tu estancia. Desde hoteles de 5 estrellas en el centro de la ciudad, B&B de gama media en todos los barrios, hasta el Hostelling Scotland hostel, en lo alto de Park Circus. Hay muchas opciones entre las que escoger, y algo para todos los presupuestos.

Dicho esto, una acogedora habitación en el albergue de Hostelling Scotland en el West End nunca será una mala elección.

El albergue se encuentra en dos casas de estilo victoriano con vistas al magnífico West End. El personal es increíblemente acogedor como siempre lo son los buenos escoceses, las habitaciones son acogedoras y las vistas son simplemente espectaculares. (no es patrocinado, simplemente me encanta estar aquí y quedarme cada vez que estoy en la ciudad! <3).

How to make the most of 48 Hours in Glasgow | Views from Glasgow Youth Hostel in the West End via wanderwings.com

Qué ver en Glasgow: primer día

Una vez te hayas instalado en tu alojamiento en Glasgow, finalmente es hora de explorar. El punto de partida dependerá de dónde se encuentre el alojamiento que elijas. Para el fin de esta guía, asumiré que seguiste mi consejo y elegiste el albergue en el hermoso West End de la ciudad.

El Jardín Botánico

A corta distancia del albergue encontrarás la columna vertebral del West End, Great Western Road. Si sigues esta carretera hacia el este, llegarás al centro de la ciudad. Si lo sigues hacia el oeste, llegarás a la primera parada, el Jardín Botánico de Glasgow.

El Jardín Botánico de Glasgow fue fundado en 1817 por la Real Institución Botánica de Glasgow, cerca de la calle Sauchiehall. Y no sería hasta 1842 que serían ubicados en el barrio del West End. Originalmente se utilizaban para conciertos y eventos. Además de eso, se suponía que debía servir de suministo al departamento de botánica de la Universidad de Glasgow. En los terrenos del jardín botánico, encontrarás 3 invernaderos que alojan plantas y flores de todo el mundo. Es un gran lugar para dar un paseo o sentarse con un libro. Además, durante los meses más cálidos es un lugar popular para disfrutar del sol. Esto lo convierte en el lugar perfecto para alejarse del ajetreo de Glasgow ciudad.

Òran Mór

Justo al otro lado de la calle, se encuentra el imponente Òran Mór. Un pub, restaurante y salón para eventos ubicado en la antigua Iglesia Parroquial de Kelvinbridge. Después de que esta iglesia se fusionara con la congregación vecina, la gente aprovechó el espacio vacío. Lo transformaron en uno de los mejores pubs de la ciudad. Si eso no fue suficiente como para picar tu curiosidad, espera a oír esto. Tienen uno de los mejores surtidos de whisky de la ciudad, actos en vivo y la decoración es simplemente increíble. ¿Has oído hablar de Alasdair Gray? Bueno, es uno de los autores y artistas escoceses más aclamados. También creó los impresionantes murales que verás en Òran Mór.

Ashton Lane

Para almorzar o cenar, puedes pasarte por la increible Ashton Lane. Un pequeño callejón lleno de pubs, bares, restaurantes y un cine de la década de 1920 (bueno, al menos originalmente). En los meses más cálidos, puedes darte un respiro en la popular cervecería Jinty McGuintys Irish Bar. Al otro lado se encuentra Ubiquitous Chip, también conocido como «The Chip» por los lugareños. Inaugurado en 1971, es el restaurante de cocina escocesa de calidad por excelencia. Y a pocos metros de aquí, encontrarás otro clásico de la zona, el Grosvenor Cafe, que vale la pena tanto por su servicio como por su diseño. Además de la comida y el entretenimiente, Ashton Lane también es simplemente muz chula. Si puedes, pasate por la noche, ¡y prepárate para sorprenderte!

Que hacer en dos dias en Glasgow |University of Glasgow's Gilbert Scott Building via wanderwings.com
El campus de la Universidad de Glasgow

Si hay algo que tiener que ver en Glasgow, es el impresionante campus de la Universidad de Glasgow y sus alrededores. Especialmente si sólo tienes un par de días en la ciudad. Caminando desde Ashton Lane, te encontrarás directamente en el corazón de la universidad.

El campus en sí mismo bien vale la pena una visita. El impresionante edificio principal y sus claustros. Descubre las impresionantes escaleras que conducen a las cuartos decoradas de forma intrincada. O entrando en las casas victorianas circundantes (que son aulas de seminarios y edificios de departamentos).

Desde el parque Kelvingrove se puede ver el edificio Gilbert Scott. El edificio en estilo del renacimiento gótico del siglo XIX observa imponente la zona de Hillhead desde lo alto de la colina y te hace sentir como si fueras a entrar en Hogwarts.

Para un día cultural, puedes visitar el Museo Hunteriano y la Galería de Arte dentro del Edificio Gilbert Scott (entrada gratuita). Y si no te importa gastar algo de dinero, puedes explorar The Mackintosh House justo al lado de la biblioteca.

Oh, y si todo lo ques hecho durante el día por la zona te ha dado hambre, asegúrate de pedir una hamburguesa y patatas fritas rizadas a través de Naughty Burgers, recógela en su ubicación en el West End y, si hace buen tiempo, vete a comer al parque.

Parque Kelvingrove
El Parque Kelvingrove en el barrio del West End de Glasgow via wanderwings.com

Una vez que te quieras un cambio de aire trás tanta arquitectura y la ciencia. Puedes caminar y disfrutar del aire fresco a lo largo del río Kelvin. El parque Kelvingrove es una de las muchas áreas verdes que se extienden a lo largo de Glasgow.

Este tramo de 34 hectáreas fue creado en 1852 tras la rápida expansión de la ciudad hacia el West End. La idea era proporcionar oportunidades de recreación para la clase media de la zona. Kelvingrove fue también la sede principal de las Exposiciones Internacionales de 1888 y 1901, así como de la Exposición Escocesa de 1911. En la actualidad, alberga la Galería de Arte y el Museo Kelvingrove y sus famosas cabezas colgantes.

Museo Kelvingrove
Que hacer en dos dias en Glasgow | Galeria Kelvingrove via wanderwings.com

Como ya mencioné anteriormente, cruzando el parque Kelvingrove aterrizarás en la Galería de Arte y Museo Kelvingrove (entrada libre). Inaugurado en 1901 para la Exposición Internacional de Glasgow con los beneficios de la Exposición Internacional de 1888, está construido en estilo barroco español con arenisca roja de Locharbriggs.

Las 22 galerías del edificio albergan desde arte hasta historia y, por supuesto, obras de Charles Rennie Mackintosh. Oh, y si puedes, asegúrate de asistir a uno de los recitales de órgano que tienen lugar en la sala principal. Te dejará asombrado.

King Tut’s Wah Wah Hut
Canterbury tocando en King Tut's Wah Wah Hut in Glasgow 2009 via wanderwings.com

¿Qué mejor manera de terminar un gran primer día en Glasgow que comer algo y disfrutar de la magia de la música en vivo en el famoso local de rock King Tut’s Wah Wah Hut en St. Vincent Street? Este lugar ha sido instrumental para el éxito de muchas bandas a lo largo de sus más de dos décadas de actividad. Uno de los más conocidos fue Oasis en 1993. Quién sabe, puede que seas testigo de la próxima generación de Gallaghers. Puedes encontrar sus próximos conciertos aquí.

Qué ver en Glasgow: segundo día

Explorando la Glasgow centro y la zona del río

Después de un emocionante primer día en Glasgow y de un sueño reparador, es hora de ir a la zona del río y a los lugares más destacados del centro de la ciudad. Eso significa tomar el diminuto metro (ya verás a qué me refiero cuando llegues allí). Si planeas moverte bastante, puede merecer la pena echarle un vistazo a los billetes de día. Si te alojas en el West End, puedes tomar el metro desde la estación Hillhead (aquí puedes admirar más murales de Alasdair Gray), Kelvinhall (perfecto para visitar el Museo Kelvingrove) o Kelvinbridge, y tardarás menos de 20 minutos en llegar a la calle Buchanan o St. Enoch.

Paseando a lo largo de la orilla del río Clyde

Desde Buchanan st. o desde St. Enoch se puede caminar fácilmente hacia el sur hasta la orilla del río Clyde. Caminando desde aquí hacia el West End a lo largo del río se llega a los increíbles edificios nuevos del centro de conferencias «The Hydro», el Armadillo, la torre del museo de ciencias y el museo del transporte. Todo ello merece una parada si eres un aficionado a la arquitectura moderna. Y no olvidemos la Clydeside Distillery, «la primera destilería dedicada a producir single malts de Glasgow en más de 100 años«. Puedes ver todos los tours que ofrecen aquí.

Descubriendo la historia medieval de Glasgow y el East End
Vistas sobre Glasgow desde la Necropolis via Wanderwings.com

Si decides dirigirte hacia el este por George St. a través de George Sq., en unos 30 minutos a pie te encontrarás admirando Glasgow desde la Necrópolis, explorando las catacumbas de la catedral de Glasgow, aprendiendo sobre la peculiar historia y los personajes de la antigua Glasgow en uno de los cuatro únicos edificios medievales supervivientes de la ciudad, el señorío de la provincia (Provand’s Lordship) también conocido como la «auld hoose» o tomando un merecido descanso en el jardín de San Nicolás.

En esta ruta, además de la fascinante historia medieval de Glasgow, también te encontrarás con algunos de los increibles murales hiperrealistas del artista local smugone.

smugone mural en Glasgow_Wanderwings

De regreso, si en lugar de tomar el mismo camino de vuelta, sigues High St. hasta el río, llegarás a la Torre del Reloj de la Ciudad Mercantil (Merchant City Clock Tower) y a una de las zonas comerciales más populares de la ciudad, Argyll St.

Desde aquí, si todavía estás en forma y te apetece explorar más, puedes dirigirte al sureste desde la Torre del Reloj de la Ciudad Mercantil a través de London Rd. y llegarás al Glasgow Green, otra zona verde histórica de la ciudad de Glasgow. Aquí también se encuentra el Palacio del Pueblo (People’s Palace), que alberga una colección de artefactos (objetos, fotos, etc.) que muestran cómo vivían los habitantes de Glasgow desde el pasado hasta hoy (entrada libre).

Para concluir tu visita a Glasgow, deberás pasar por los Willow Tea Rooms (217 Sauchiehall Street) para la hora del té y un poco más del genio de Mackintosh.

Si este itinerario con cosas que ver en Glasgow aún no te ha convencido de visitar la ciudad escocesa, espera a ver el resto de cosas que ver en Escocia que te iré recomendando durante las próximas semanas. Porque Glasgow es la perfecta base para tu próxima ruta por Escocia.

No Comments

    Let's have a chat!

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.